Estos son los 7 mejores aceites faciales según tu tipo de piel

6 May, 2021

mejores aceites paciales cada tipo de piel

Superhonesta participa en varios programas de marketing de afiliación: si realizas una compra a través de nuestros enlaces recibimos una comisión sin coste añadido para ti.

 Los aceites faciales pueden convertirse en un buen complemento de tu rutina facial, tanto si tienes la piel seca como si tienes tendencia a desarrollar acné. Son capaces de aportarle antioxidantes que luchan contra los radicales libres y la inflamación, suavizar los espacios entre las células gracias a los lípidos que contienen y sellar la hidratación que aporta la crema hidratante, entre otras cosas.

Pero mucho cuidado, porque no vale cualquier aceite, y hay algunos más adecuados que otros según tu tipo de piel: ni se te ocurra, por ejemplo, untar tu piel de aceite de coco si tu piel es propensa al acné. O creer que puedes usar felizmente los aceites esenciales (que son aquellos que se utilizan para perfumar los cosméticos) si tienes la piel sensible. Tampoco es suficiente como único paso después de tu limpiador facial, ya que de por sí un aceite no aporta hidratación (excepto si vives en un clima muy húmedo y cálido, en ese caso excepcional sí podrías utilizarlo solo).

Por lo tanto, asegurarte de dar con el aceite adecuado para tu tipo de piel es básico, algo que no parece fácil a priori debido a las múltiples opciones que existen en el mercado, como el aceite de marula, jojoba, o el de rosa mosqueta.

Qué es un aceite facial y en qué parte de tu rutina usarlo

Un aceite facial no es en ningún caso un humectante en tu rutina, es decir, que no le aporta agua a la dermis, como sí hacen las cremas hidratantes. Los aceites se quedan en la superficie de la piel y evitan que el agua «escape», así que podríamos considerarlo como un buen oclusivo, y debería ser el último paso de tu rutina, justo después de la crema hidratante. De este modo, ayudamos a formar una especia de capa protectora en la piel que sella todo lo demás.

En ningún caso es un elemento básico que haya que utilizar a diario en tu rutina: es más bien un complemento, perfecto para usar en esos días en que notas tu piel especialmente tirante o reseca, junto con tu sérum de ácido hialurónico favorito.

Cuáles son los aceites más adecuados para cada tipo de piel

Si elegimos bien, casi todos los tipos de piel pueden beneficiarse del uso de un aceite para la cara.

En el caso de las pieles grasas con acné, que tienen tendencia a desarrollar puntos negros y otras lesiones, da un poco más de vértigo el uso de un aceite ya que piensas que tu piel ya tiene suficiente con el suyo propio. Nada más lejos de la realidad: el uso de aceite no aumenta la producción de aceite, pero sí debes elegir con cuidado. Huye del aceite de coco, argán o aceite mineral, y apuesta por aquellos más ligeros, como el de arbol de té (con precaución, que es un aceite esencial), que además es bactericida, y el de jojoba, que disuelve el sebo, o el de aceite de semilla de uva, que es astringente y apto para pieles muy grasas.

En cambio, si notas que tu piel es seca, es decir, que el aceite es precisamente lo que le falta, apuesta por aceites ricos en ácido oleico, como el de almendras o marula (te gustarán tienes la piel atópica y quieres eliminar el picor).

Si tienes la piel sensible, apuesta por aceites calmantes, como el de aloe vera o moringa. Y si estás pasando por un periodo en que tu piel está enrojecida, sensibilizada e irritada, sea cual sea tu tipo de piel, prueba con el aceite de rosa mosqueta, que es además cicatrizante.

A continuación, estos son los mejores aceites faciales para cada tipo de piel.

1. Aceite de árbol de té puro para piel con acné de Australian Bodycare

aceites faciales para el acne aceite arbol de te

 

El aceite de árbol de té se extrae del Melaleuca alternifolia, un pequeño árbol originario de Australia, y es conocido por sus propiedades bactericidas y fungicidas. Es especialmente beneficioso contra el acné inflamatorio debido a su eficacia para eliminar una de las principales bacterias que lo causan, aunque también funciona contra las espinillas.

Al contrario que otros aceites de los que hablaremos, y al tratarse de un aceite esencial (sí, huele fuertecito), será necesario diluir una o dos gotas en tu tónico o crema hidratante para no irritar en exceso la piel, y aplicarlo en toda la cara (excepto el contorno de ojos) o únicamente sobre las lesiones que desees corregir. Prueba a alternarlo con tus productos con ácido salicílico.

2. Aceite de jojoba para piel mixta y sensible de Naissance

aceite facial de jojoba piel mixta sensible

El aceite de jojoba no es solo súper ligero y transpirable, sino que además se parece mucho químicamente a nuestro propio sebo, así que suele tolerarse muy bien y es apto para pieles sensibles. Es perfecto para pieles mixtas y grasas gracias a su capacidad para deshacer el sebo y por lo tanto, disminuir los brillos. Es también una buena opción para usar como aceite para el cabello.

3. El aceite de semilla de uva para regular la grasa de Now Solutions

aceite de semilla de uva para el acné

Si tu piel es muy grasa, opta por el aceite de semilla de uva. Se trata de un aceite secante, ya que es un astringente natural, así que su función será la de matificar las pieles que brillan demasiado. Aléjate de él si tu piel es mixta o seca. 

4. Aceite de almendras para suavizar la piel seca de Marnys

aceite facial de almendras para la piel seca

El aceite de almendras es muy suave y rico en vitamina A, muy común en cremas hidratantes para el cuerpo. Las pieles muy secas, con eccema o dermatitis atópica no tendrán ningún problema para tolerarlo y es especialmente bueno contra el picor. Es genial en rutinas para piel seca.

 

 

5. El aceite de marula nutrituvo y antioxidante de The Ordinary 

productos the ordinary aceite marula

 

El aceite de marula tiene un alto contenido en ácido oleico, ácido linoleico,y activos antioxidantes, además de absorberse muy rápido, así que se lleva muy bien con las pieles normales y secas. El aceite de marula The Ordinary contiene solo aceite de Marula africano prensado en frío que es 100% sin refinar.

 

6. Aceite de rosa mosqueta para calmar, cicatrizar y mejorar arrugas de The Inkey List 

aceite facial de rosa mosqueta para reparar y cicatrizar piel cara rosehip oil

 

El aceite gustará a todo tipo de pieles, tanto aquellas que sufren acné como las más secas. Ayuda a reducir las marcas que dejan los granos, disminuir el enrojecimiento de la piel irritada e incluso suavizar un poco las líneas de expresión. Es de The Inkey List.

7. Aceite de borraja para reparar la barrera y mejorar líneas de Pranarom 

 

aceite de borraja pranarom para la cara

 

Este aceite gustará a todo aquel que tenga la barrera cutánea comprometida, pero sobre todo a las pieles maduras. Tonifica y repara gracias a su contenido en niacina, y va atenuando las arrugas tras varias semanas de uso. 

Cómo usar un aceite facial

Para introducir un aceite facial en tu rutina, hazlo probando con cantidades muy pequeñas al inicio: una gota es suficiente. Hazlo como un gesto puntual, no es necesario que uses un aceite facial a diario, por ejemplo, cuando tu piel está más seca de lo normal. El mejor momento para integrarlo es al final de tu rutina, después de tónicos, sérums o cremas hidratantes.

¿Qué es el aceite esencial? ¿Puede utilizarse como aceite facial?

Los aceites esenciales son un tipo de aceite que se usa para dotar de un buen aroma a un producto cosmético. El problema es que se ha demostrado que suelen causar irritaciones y alergias, así que por norma general, no queremos grandes cantidades de perfume en nuestros productos para la piel.

De hecho, si tienes la piel atópica o extremadamente sensible, deberías huir de ellos. Ya te habrás fijado que los productos específicos para este tipo de pieles vienen con el claim «sin perfume».  Mira la fórmula y asegúrate de que no lleven aceites esenciales o perfume.

Una excepción sería el aceite de árbol de té, que sí podemos usar sobre las pieles grasas y con acné por sus propiedades bactericidas. Con moderación, claro.

Leer: