12 bálsamos labiales que realmente funcionan

4 Mar, 2021

mejores balsamos labiales

Muchas beauty fans compartimos un par de hábitos que pueden resultar obsesivos: uno es coleccionar múltiples bálsamos labiales como si mañana fuera a estallar otra guerra mundial. ¿El otro? Aplicar capa tras capa de este producto de manera compulsiva.

Si no lo hacemos, tenemos la sensación de que la zona va a resecarse y cuartearse. Y no estamos del todo equivocadas, ya que la piel del labio es extremadamente sensible al carecer de glándulas sebáceas y ser unas 5 veces más delgada que la del resto del rostro. Aún así, no olvidemos que hay que darle un break a la zona de los labios de vez en cuando. La piel de los labios, del mismo modo que la del resto de la cara, se renueva. Si abusamos del bálsamo labial, puede ser que estemos interfiriendo en este proceso.

Por lo tanto, sí al bálsamo labial, pero con mesura. Ah, y muchas olvidamos que los labios están muy expuestos al sol todo el año, así que utilizar un bálsamo labial con protector solar nunca está de más.

¿Solución? Lee la etiqueta. Utiliza productos con fórmulas ricas y nutritivas. La manteca de karité o la vitamina E y la vaselina pueden ser tus mejores aliados. A continuación, 12 bálsamos labiales que de verdad funcionan.

 

1. El bálsamo natural multi-usos de LUSH: Ultrabalm

 

mejores balsamos labiales ultrabalm lush

Ultrabalm de LUSH es un bálsamo reparador multi-usos con una fórmula simple pero tremendamente efectiva: aceite de jojoba orgánico con cera de candelilla y rosa.

Repara y protege los labios incluso en las condiciones más extremas, algo que lo convierte en un perfecto fondo de neceser. Incluso puede funcionar como crema hidratante si lo necesitas.

2. El bálsamo labial reparador Rêve de Miel de Nuxe

mejores balsamos labiales cacaos

Rêve de Miel de Nuxe es un clásico francés de farmacia cuya compra he ido repitiendo a lo largo de los años.

Este tarrito contiene una densa mezcla de ingredientes súper hidratantes que tus labios agradecerán. Su fórmula incorpora miel de acacia, manteca de karité, vitamina E y varios aceites botánicos.

Prueba a utilizarlo antes de irte a dormir: es especialmente efectivo como tratamiento de noche.

 

3. La mascarilla Lip Sleeping Mask de Laneige

mejores balsamos labios lip sleeping mask laneige

Este famosa mascarilla nocturna para los labios es una pasada: aplicas una capa antes de ir a dormir, y a la mañana siguiente despiertas con los labios suaves e hidratados (también puedes utilizarla durante el día, claro está). Su rico fórmula está compuesta por extractos de bayas, vitamina C y ácido hialurónico. Vale la pena probarla.

 

 

4. El bálsamo de labios reparador con ácido hialurónico de ISDIN 

mejores balsamos labiales isdin con acido hialuronico

 

Si te gustan las fórmulas fluidas y el efecto del ácido hialurónico sobre los labios, este reparador labial de ISDIN te encantará. De textura ligera y suave, se desliza fácilmente sobre los labios, formando una película protectora que a la vez repara las zonas más agrietadas.  

 

 

5. El tratamiento para labios hidratante de Caudalie

mejores balsamos labiales

El tratamiento para labios de Caudalie en formato stick es perfecto como pre-base de labios hidratante, especialmente si le sigue un pintalabios mate (un acartona-labios por naturaleza). Lleva manteca de karité, aceite de pepita de uva y nuez de macadamia.

 

6. El bálsamo 101 de Lanolips

balsamos labiales lanolips

El bálsamo 101 de Lanolips se ha convertido en el Santo Grial de muchas propietarias de labios que se agrietan fácilmente. Es un producto multiusos de textura súper densa, que deja un acabado glossy y nutre profundamente, tanto labios como otras zonas del cuerpo que sufran de sequedad. Su crema de manos de rosas es también una pasada.

 

7. El bálsamo labial eco favorito de América: Burt’s Bees

mejores balsamos labiales burt's bees

Descubrí el “cacao de labios” de Burt’s Bees durante un viaje, y no pude evitar comprarlo: en aquel momento todavía no se vendía en España. ¡Fue una buena decisión!

Gracias al alto contenido en cera de abejas tiene una textura un poco más dura de lo habitual, pero también un acabado menos graso y más ligero que otros bálsamos.

 

8. El protector labial y solar Butterstick de Kiehl’s

mejores balsamos labiales kiehl's butterstick

Este tratamiento labial de Kiehl’s lo tiene todo: hidratación, protección solar SPF 30 y un poquito de color, una ventaja si tan solo quieres aportar una pizca de color sobre tu cara lavada e hidratada.

Con una mezcla de varios aceites botánicos, manteca de karité y extracto de piel de limón, es súper agradable de aplicar.

9. La manteca de karité bio de l’Occitane: hidratación sin aditivos

mejores bálsamos labiales karite l'occitane

Sí, la manteca de karité pura es altamente nutritiva y más que suficiente para cuidar tus labios en invierno. En l’Occitane puedes conseguirla en tarritos pequeños, ideales para llevarlos en el bolso como cualquier otro bálsamo labial.

Lleva también un poco de vitamina E, algo que potencia su poder antioxidante (y conserva mejor la manteca).

10. El bálsamo multiusos de Dr. Paw Paw

mejores balsamos de labios dr paw paw

Cargado de antioxidantes y vitaminas A, C y E, el bálsamo calmante multiusos del Dr. Pawpaw proporciona una intensa dosis de nutrición a los labios, así como a cualquier otra parte del cuerpo que necesite hidratación ASAP. Tiene además un ligero acabado de color. 

11. El bálsamo reparador labial con própolis de Apivita

mejores balsamos labiales apivita propolis

El bálsamo labial con própolis de Apivita contiene una buena mezcla de aceites y mantecas de origen natural, que lo convierte en la opción perfecta para las más eco-friendly. Al tacto es bastante seco, pero una vez se calientan sus aceites se desliza suavemente, proporcionando la nutrición que tus labios necesitan.

12. El reparador de labios más clásico: Leti Balm

mejores bálsamos labiales letibalm nariz y labios

Cuando era pequeña y me resfriaba, es el bálsamo con el que mi madre untaba las enrojecidas aletas de mi nariz (de tanto sonarme). Era la única forma que tenía de paliar la irritación de esa zona tan sensible, y vaya que si funcionaba. Sobre los labios es igual de efectivo. Un clásico que nunca muere.