Cómo tratar una quemadura solar en 10 pasos

2 Ago, 2021

quemadura solar como curar

Superhonesta participa en varios programas de marketing de afiliación: si realizas una compra a través de nuestros enlaces recibimos una comisión sin coste añadido para ti.

Puede que estés leyendo esto mientras odias profundamente a tu yo del pasado, el que decidió que era una buena idea tomar el sol a las 2 de la tarde sin fotoprotector. Y no te culpo: las quemaduras solares pueden suponer un auténtico infierno hasta que se curan por completo.

Y es que precisamente aquí reside la clave: según la Academia Española de Dermatología y Venereología deberías aplicar un protector solar de FPS + 30 (como mínimo) unos 15 minutos antes de la exposición solar cada 2 horas. La cantidad a aplicar debería ser de 2 mg por cada 2 centímetros de piel, lo que supondría gastar unos 30 ml de producto en cada aplicación.  ¿La realidad? La mayoría de las personas usamos muchísima menos cantidad de crema solar de la recomendada, o directamente, no la utilizamos para «ponernos morenos» más rápido.

A los amantes del skincare nunca se nos ocurriría exponernos al sol al mediodía, por supuesto. Pero los accidentes pueden ocurrir, ya sea por un mal uso de los protectores solares o por alguna condición o medicamento que aumente tu sensibilidad al sol. Así que vamos a intentar que esa quemadura solar sane lo antes posible con estos remedios y tratamientos (pero por favor, cuídate más la próxima vez).

¿Qué es una quemadura solar?

Una quemadura solar se presenta como piel enrojecida y dolorosa al tacto que desprende calor. Suele aparecer unas pocas horas después de una exposición excesiva a la luz ultravioleta (UV) de la luz solar o de fuentes de luz artificiales, como las cabinas de autobronceado. Y sí: es un verdadero engorro, ya que es muy dolorosa, tarda días en sanar y provoca daños permanentes en el ADN de las células de la piel. 

¿Cómo sé si es lo suficientemente grave como para ir al médico?

Igual que con todos los tipos de quemaduras, existen grados. Si aprecias tu piel ligeramente rosada en hombros, pecho, mejillas o nariz significa que tu piel se ha quemado, solo que de forma leve (y deberías evitarlo igualmente). Una quemadura un poco más intensa que deja la piel roja y súper dolorosa puede tratarse en casa con los cuidados adecuados. Pero ojo: si salen ampollas, la piel se infecta y duele más de lo normal o simplemente no mejora al cabo de unos días, debes ir al médico.

1. Para curar la quemadura solar, aléjate del sol

quemaduras solares remedios tratamiento

Cuando la piel está roja e inflamada, lo último que necesita es perjudicarla todavía más con otra exposición solar. Sé que a lo mejor estás de vacaciones y quieres aprovecharlas al máximo, pero créeme: en un futuro puede que te arrepientas. Si quieres seguir haciendo actividades al aire libre o ir a la playa, no lo dudes: gorro, sombrilla y ropa que cubra las zonas dañadas hasta que la piel quemada por el sol haya sanado por completo.

Existen, por ejemplo, camisetas con protección UV como estas de Roxy. Son ideales para seguir con tu excursión en kayak o en bici sin perjudicar tu piel.

 

2. Ducha de agua fría 

La manera más rápida de desinflamar la piel quemada por el sol es la ducha de agua fría. La temperatura fría del agua ayuda a rebajar la inflamación de la piel (sí, sabemos que podrías freír un huevo sobre tu espalda). Puedes hacerla varias veces al día, evitando tocarla ni rascarla en exceso. Truco importante: al salir de la ducha no te seques con la toalla, ya que puede dañar todavía más la barrera cutánea dañada. Si es inevitable, seca tu piel a toquecitos y sin frotar.

3. Bebe mucha agua 

Las quemaduras solares alteran muchísimo la barrera cutánea, volviéndola permeable y débil ante agresiones externas. Eso significa que, además de facilitar la entrada de microbios, también aumenta la pérdida de agua de la piel.

Por este motivo es importante que bebas agua de forma abundante mientras dure la fase de inflamación más intensa de la quemadura.

4. Usa un gel de aloe vera puro

quemadura solar curar aloe vera

No es casualidad que cada After Sun sobre la faz de la tierra incorpore aloe vera a su fórmula. Se trata de un ingrediente antiinflamatorio y calmante que lleva siglos utilizándose para muchísimas afecciones de la piel, incluidas las quemaduras solares. 

Aún así, hay un par de cosas al tener en cuenta al hacerse con un gel de aloe vera, sobre todo si vas a usarlo sobre tu piel color gamba de Palamós. Asegúrate de que no lleva alcohol denat ni perfumes en la fórmula, dos ingredientes muy irritantes. Por ejemplo, este de Babé está hecho con aloe vera puro y lleva betaína, panthenol y manzanilla, todos ellos activos con propiedades antiinflamatorias. Tip: guárdalo en la nevera para un efecto todavía más refrescante.

 

5. Aplica una loción hidratante ligera 

quemadura solar piel quemada crema hidratante

Cuando la piel se quema, la barrera cutánea se debilita. Eso significa que le costará mucho más retener el agua, así que necesitará una ayuda extra para repararla y que no escape.

La mejor opción es una crema hidratante corporal menos densa de lo habitual. La versión fluida de Lipikar de La Roche Posay es una gran aliada a la hora de devolver la barrera natural de la piel a la normalidad.  Se trata de una completa crema hidratante a base de lípidos, niacinamida, manteca de karité y prebióticos para asegurar una salud óptima de la piel.

Aplícala sobre la piel húmeda después de la ducha y deja que se seque al aire.

6. Hazte un baño de avena

Sí, las propiedades calmantes de la avena son también archiconocidas entre las personas con trastornos inflamatorios de la piel, como la rosácea o la piel atópica. 

Si tienes unos copos de avena a mano, puedes llevar a cabo el siguiente remedio: llena la bañera de agua tibia y añade un puñado de copos de avena, mezclando un poco el agua hasta que veas que se vuelve blanquecina. Sumérgete durante unos minutos y verás como va calmando la piel quemada. 

 

7. Interrumpe tu rutina de skincare

quemadura solar como curar piel quemada por el sol

Puede que esto ya lo hayas intuido: si te quemas, es mejor dejar tu rutina de lado durante unos días, sobre todo si hablamos de exfoliantes faciales, retinol u otros productos con ingredientes que puedan irritar la piel. Cíñete al aloe y a la hidratante en loción, y cuando veas que han pasado unos días y tu piel se ha recuperado, puedes volver paulatinamente a tu querida rutina antiedad o rutina antiacné.

 

8. Usa una crema reparadora intensa

crema irritaciones dermatitis atopica quemaduras

Si la quemadura solar se te ha ido demasiado de las manos, opta por una crema reparadora como esta de Eau Thermale Avène. Cicalfate + es apta para las rozaduras del pañal, puntos de sutura, y sí: también para las quemaduras solares. Con sucralfato y óxido de zinc, crea una capa protectora que acelera la reparación de la piel y la restauración de su microbioma.

 

9. No te arranques la piel

De igual forma que Carolina, no deberías arrancarte la piel muerta. Una vez tu quemadura solar deje atrás la etapa de la inflamación, tu piel empezará a regenerarse desde las capas más profundas. Durante este proceso es cuando la piel muerta se desprende poco a poco, y te irás «pelando» como una serpiente.

Sé que pica, pero no te arranques las pieles muertas o podrías dejar cicatriz. Insiste con la aplicación de tu crema hidratante en su lugar.

 

10. Si no mejora… llama a tu dermatólogo

Ya lo hemos dicho más arriba, pero es suficientemente importante como para recordártelo. Si la inflamación no mejora en unos días, notas un dolor excesivo, aparecen ampollas u otros síntomas que no te parezcan normales, como fiebre, no dudes en concertar cita con tu dermatólogo.

 

Entérate de todo

RECIBE NUESTRA NEWSLETTER SEMANAL EN TU EMAIL