Keratina para el cabello: el tratamiento que unos aman (y otros odian)

12 Ago, 2021

alisado de queratina

 

Tengo el pelo muy dañado y encrespado, ¿debería hacerme un tratamiento de queratina? Es posible que te hayas planteado muchas veces esta pregunta, y que no tengas clara la respuesta. Mientras en Instagram ves cientos de fotos de melenas que pasaron de pelo de hiena a liso tabla en cuestión de minutos, llegan a tus oídos opiniones de conocidas cuyo alisado de queratina destruyó definitivamente su cabello. ¿Cómo puede ser que existan experiencias tan contradictorias con este mismo tratamiento?

Para empezar, te diré que yo formo parte del segundo grupo. Hace unos años me hicieron un alisado de queratina en la peluquería (y no en una cualquiera) que convirtió mi melena rizada con volumen en una maraña de pelo pobre y con las puntas desgarradas. Tardé años en conseguir sanearlo y hacer que volviera a su estado anterior al tratamiento, pero creo que todavía no lo he conseguido del todo. Y eso, amiga, da bastante miedo a la hora de plantearse el hacerlo de nuevo.

Pero reconozco que esa es únicamente mi experiencia, y hay miles de chicas ahí fuera que van haciéndose alisados de queratina cada pocos meses con muy buenos resultados. Por lo tanto, empecemos por el principio.

¿Qué es la queratina?

La queratina o keratina es la proteína con la que están hechos el cabello, las uñas, y la capa externa de la piel. Es la encargada de crear estructura y proteger las células más frágiles, además de evitar la rotura y el encrespamiento. Aún así, puede verse dañada si utilizas calor excesivo mediante planchas de pelo o secadores, entre otros. Los procesos químicos como el tinte o la decoloración también contribuyen a su desgaste. ¿El resultado? Un cabello poroso, quebradizo y debilitado.

Cuando en una peluquería dicen que «hacen la queratina» se refieren a que realizan un tratamiento de alisado del cabello semipermanente que suaviza y proporciona brillo al cabello encrespado. Sin embargo, el componente que hace que el alisado funcione no es nunca la queratina en sí.

¿Por qué en algunas peluquerías no se realizan tratamientos de keratina?

Los productos tradicionales para hacer el alisado de queratina contienen un químico llamado formol que es el encargado de alisar el pelo con la ayuda de una plancha a muy alta temperatura, y se libera en el aire en forma de gas cuando se aplica el calor.

Y ahí reside el problema precisamente: el formaldehído es un gas incoloro y de olor fuerte que se usa en procesos industriales. Vamos, que si te has hecho el alisado de queratina alguna vez y el olor del vapor era súper intenso y desagradable, ya conoces el motivo.

Esto representa un riesgo para ti, y a su vez una amenaza para la salud de los profesionales que aplican tratamientos de queratina de forma constante. La exposición prolongada al formaldehído puede provocar desde síntomas leves como ojos llorosos o irritación de la piel, hasta enfermedades respiratorias crónicas o incluso cáncer.

En muchos países de América su uso no está regulado, y sigue siendo habitual ver peluqueras con mascarillas profesionales aplicando tratamientos que desprenden gran cantidad de vapores tóxicos en espacios cerrados. Sin embargo, en la Unión Europea ya no puede utilizarse en concentraciones superiores al 0.2% por ley, y en muchos salones ha empezado a sustituirse por otros activos menos perjudiciales (y menos potentes) como el ácido glioxílico.  

Alternativas al tratamiento de keratina

Si buscas reducir el encrespamiento y conseguir un acabado un poco más pulido con facilidad, existen tratamientos de keratina sin formol y sin calor que recubren la fibra capilar y la protegen y alisan durante un par de meses.

Aún así, en muchos salones se evita ya el concepto de «alisado de queratina» y se ofrecen tratamientos destinados a combatir el encrespamiento y a darle cuerpo al cabello, como el bótox capilar, la taninoterapia, enzimoterapia… Las nomenclaturas son infinitas (al fin y al cabo, cada salón ofrece su producto con un nombre diferente), y los objetivos de los tratamientos, también.

El problema es que el alisado que se conseguía con el formol sigue siendo difícil de emular sin él, sobre todo sobre cabellos rizados y muy rizados, y para conseguirlo se necesitan químicos potentes y la aplicación de calor a altas temperaturas.

¿Cuánto dura un alisado de keratina?

Cuando salgas de la peluquería ya te habrán advertido: no toques tu pelo durante un mínimo de tres días, ya que podrías alterar la forma perfectamente lisa que has conseguido.

La duración máxima de los tratamientos de keratina suele ser de unos seis meses, menos si en lugar de formol lleva otro tipo de químico. Si tienes el cabello rizado, puede ser que tu rizo no vuelva nunca a la forma exacta que tenía antes del tratamiento (excepto el que te crezca de raíz, claro está).

¿Vale la pena hacerse un alisado químico?

Y con químico me refiero también al que ofrecen algunas peluquerías cuyo concepto es más «natural»: si se trata de un alisado semipermanente, siempre se utilizan químicos que rompen los enlaces y los reconstruyen para darle la forma lisa al cabello.

Si tu pelo rizado no te gusta nada (piensa que a lo mejor no sabes sacar todo su potencial) y eres capaz de pasarle la plancha a diario, a lo mejor puede serte de gran utilidad: el daño causado por hacerle eso a tu pelo cada día puede ser superior al del proceso del alisado de queratina, en que se pasa la plancha únicamente cuando la aplican.

Si acudes a un buen centro, te harán un estudio de tu pelo y junto a la estilista deliberaréis si es apto para el tratamiento. Incluso pueden personalizar la fórmula o regular la temperatura de la plancha para adaptar el tratamiento a tu cabello. Entonces notarás el pelo manejable, brillante, suave y con un nivel de mantenimiento bajo si lo comparas a cuando lo llevas rizado.

Pero ten esto en cuenta: si tu pelo ya está dañado por el calor, llevas un tinte o una decoloración en forma de mechas, el alisado de queratina puede terminar de «rematar» esos mechones que ya acumulaban mucho daño y hacer que se caigan a tiras, que es lo que me ocurrió a mí.

Así que antes de hacerte un alisado semipermantente, asegúrate de reservar en un buen salón, déjate asesorar por los profesionales y en caso de duda, formula todas las preguntas que necesites.

También te gustará: