Exfoliantes químicos: la guía de los ácidos AHA, BHA, y PHA en tu rutina

29 Sep, 2021

exfoliantes quimicos acidos_

 

Si formas parte del club de los rezagados de la exfoliación de la piel, bienvenida. Y lo entiendo: con tantas siglas, porcentajes y tipos de ácidos se trata de un tema que le daría pereza aprender a cualquiera. Pero es que lo que la exfoliación química puede hacer por tu piel tienes que saberlo. 

¿Tienes algo de acné? ¿Arrugas, manchas? ¿Falta de luminosidad? Casi cualquier persona podría beneficiarse de los efectos de los exfoliantes químicos sobre la piel. A lo mejor los has estado utilizando sin saberlo estos últimos años (como a los consumidores no nos interesaba, las marcas no ponían a los ácidos como protagonistas del packaging), pero siempre es mejor informarse para utilizar los exfoliantes químicos más efectivos frente a tu problema.

Como puedes imaginar, si hay unos exfoliantes químicos también habrá unos físicos: los que eliminan las células muertas por fricción con unas pequeñas partículas. Estos últimos están adquiriendo mala fama últimamente, aunque utilizados de la forma correcta no tienen porqué ser malos. Vamos, que no están de moda ahora mismo. Sin olvidarnos de los exfoliantes enzimáticos, que son bastante menos eficaces y no nos vamos a explayar con ellos por este mismo motivo.

¿Qué son los exfoliantes químicos?

Los exfoliantes químicos disuelven el «pegamento» hecho de lípidos que mantiene unidas las células de las capas más superficiales de la piel para facilitar su desprendimiento. Estimulan la regeneración celular y la producción de colágeno. Los más conocidos con los ácidos exfoliantes, aunque la urea en porcentajes altos y los retinoides también lo son (este último de rebote, su principal objetivo no es exfoliar). Suelen contenerlos los tónicos, sérums cremas o incluso limpiadores faciales.

Los beneficios de los exfoliantes químicos

Los principal ventaja de usar exfoliantes químicos es su efectividad a la hora de mejorar el aspecto general de la piel, controlar el acné, atenuar manchas y líneas de expresión, y aportar luminosidad. A diferencia de la exfoliación física, que puede provocar pequeñas heridas debido a las aristas de las micropartículas, es mucho más uniforme y efectiva. Vamos, que no somos muy fans de la exfoliación física en el rostro por aquí.

¿A qué edad hay que empezar a usar ácidos exfoliantes?

Eso dependerá de las necesidades de tu piel, no de tu edad. Si has empezado a tener acné, ya sea en la adolescencia o en la edad adulta, te beneficiarás de utilizarlos. Si ves que tu piel está apagada y con una textura irregular, ves manchas rojas o marrones o empiezas a apreciar líneas finas o arrugas, también es un buen momento para empezar.

¿Con qué frecuencia debo exfoliar mi piel?

Este punto es clave, y debes ir con cuidado con él. He visto a algunos skinfluencers decir que usan exfoliantes químicos de intensidad fuerte a diario. Y además, que usan más de un único producto con capacidad exfoliante en la misma rutina. Lo único que conseguirás con esto es dañar tu barrera cutánea, irritar la piel y aumentar tu sensibilidad al sol un montón. Las pieles con acné sí pueden beneficiarse de una exfoliación química más frecuente, pero muy atenta a rojeces o irritaciones.

La realidad es que debemos usar nuestros exfoliantes faciales químicos con precaución, y sobre todo escuchar a nuestra piel. Mira siempre las recomendaciones de uso del fabricante y observa cómo le está sentando el producto a tu piel. También sé consciente de los activos que llevan los otros productos de tu rutina: quizás ni lo sabes y tu limpiador facial o tu crema hidratante también llevan ácidos exfoliantes. 

Ahora vamos a ver en más profundidad qué son los famosos AHA, BHA y PHA, qué clase de ácidos pertenecen a cada grupo y sus usos más efectivos.

Alfahidroxiácidos (AHAs)

Los alfahidroxiácidos son solubles en agua. El más famoso de todos es sin duda el glicólico: es también el más potente y el AHA sobre el que más estudios se han hecho. También son alfahidroxiácidos el ácido láctico, málico, mandélico, y tartárico. Suelen encontrarse en productos destinados a combatir los signos del envejecimiento, ideales en rutinas antiedad.

Ácido glicólico

El ácido glicólico es quizás el alfahidroxiácido más potente debido al pequeño tamaño de sus moléculas, que le permiten penetrar mejor en la piel. Al ser tan efectivo es también más irritante y fotosensibilizante que la mayoría de los otros AHAs. 

  • Combate el acné y los signos del envejecimiento
  • Es mejor empezar con concentraciones bajas e ir aumentando
  • Estimula la producción de ácido hialurónico

Ácido láctico

El ácido láctico destaca por ser más suave que su hermano glicólico, algo que lo convierte en el aliado ideal de pieles secas o sensibles. 

  • Actúa como despigmentante de manchas de la piel
  • Mejora el tono y textura generales
  • Es humectante

Ácido málico

El ácido málico proviene de las manzanas, es también más suave que el glicólico y se usa normalmente en combinación con otros ácidos, porque mejora su efectividad. 

  • Apto para pieles sensibles
  • Buen aliado para combatir manchas en la piel como las del melasma 

Ácido mandélico

Las moléculas de ácido mandélico son todavía más pequeñas que las del ácido láctico, lo que lo convierten en la alternativa ideal para pieles súper sensibles.  

  • Exfolia de forma menos intensa
  • Combate manchas en la piel
  • Efectivo contra el acné inflamatorio

Ácido tartárico

Todavía no se ha reunido mucha investigación sobre él, pero apunta maneras. 

  • Queratolítico: mejora la textura rugosa de la piel
  • Astringente
  • Tiene propiedades antioxidantes

Betahidroxiácidos (BHAs)

Los betahidroxiácidos son solubles en aceite: por este motivo (en teoría) son capaces de penetrar mejor en los puntos negros, que están llenos de aceite y suciedad, y limpiarlos a fondo. El ácido salicílico es el más importante de todos y el BHA más famoso. Suele encontrarse en productos aptos para rutinas contra el acné.

Ácido salicílico

El rey de los ácidos exfoliantes contra el acné y el exceso de sebo (buen amigo de la niacinamida). Si tienes alergia a la aspirina será mejor que no lo uses.

  • Limpia los poros en profundidad
  • Es antiinflamatorio y queratolítico
  • Combate el acné
  • Tiene un efecto protector contra los rayos UV 

Polihidroxiácidos (PHAs)

Los polihidroxiácidos o PHAs también son solubles en agua, pero sus moléculas tienen un tamaño bastante grande y son por lo tanto menos irritantes y efectivos que algunos AHAs. Los más utilizados en cosmética son la gluconolactona y el ácido lactobiónico.

  • Buenos exfoliantes para pieles secas y sensibles
  • Tienen propiedades antioxidantes

Cómo introducir los exfoliantes químicos en tu rutina

Lo más importante a la hora de introducirlos en tu rutina es hacerlo de forma responsable y consciente. Es decir: si empiezas a notar demasiada irritación, enrojecimiento o descamación, a lo mejor es que te has pasado exfoliando tu piel (y te está avisando de que es mejor parar y usar una buena crema hidratante nutritiva).

Por otra parte, sí puedes usarlos por la mañana (si no son demasiado fuertes). Pero siempre con un protector solar encima, ya que los AHAs sensibilizan la piel ante el sol. El orden sería el siguiente: limpiador, exfoliación, hidratación y protección solar si es de día. Recuerda: aunque lo hayas usado la noche anterior, el ácido glicólico provoca sensibilidad al sol durante los días siguientes.

En cuanto a combinaciones de ingredientes, cuidado con los activos fuertes como la vitamina C o el retinol y sus derivados. Usa tus ácidos en momentos distintos del día, o incluso en días alternos en el caso del retinol. 

¿Si tengo la piel sensible puedo usar exfoliantes químicos?

Sí, tan solo ten mucho cuidado con los porcentajes y el tipo de ácido. Como ya te he comentado, el ácido láctico, ácido azelaico o alguno de los PHAs puede funcionar bien en tu tipo de piel. Haz una prueba primero sobre una pequeña zona delimitada de piel. Si no notas molestias, puedes empezar a usarlo una o dos veces por semana.

Síguenos en Instagram para estar a la última sobre todo nuestro contenido apto para beauty addicts. ¡Te veo allí!

Entérate de todo

RECIBE NUESTRA NEWSLETTER SEMANAL EN TU EMAIL

You have Successfully Subscribed!