Así nos maquillábamos las millennials de adolescentes

26 Mar, 2021

maquillaje millenials adolescentes

En tiempos de restricciones, a muchas nos ha dado por echar la vista atrás y recordar lo felices que éramos antes (y no lo sabíamos). Sobre todo a las que la etapa adolescente nos pilló en las últimas dos décadas: nos llenábamos los pulmones de humo en las discotecas, nos peinábamos con el flequillo ladeado que casi nos cegaba un ojo y nuestras máximas preocupaciones en la vida eran que tu crush te prometiera amor eterno y poner la mesa sin dejarte las servilletas.

Sí, las millennials tuvimos una adolescencia plena, entre otras cosas porque no tuvimos que llevar mascarilla. Eso nos permitió descubrir algo que te hacía parecer mayor y «marcaba» tu entrada a la edad adulta. Y no, no hablamos de pedirle el DNI a tu prima para poder entrar a la discoteca, sino del mundo del maquillaje.

Cada una lo experimentaba a su manera: algunas parecía que habían nacido con la brocha pegada a la mano y otras (ehem, yo misma) utilizaban tres tonos por debajo del correcto en el Dream Matt Mousse de Maybelline. Pero no pasa nada. Fue divertidísimo y creo que nadie se dio cuenta. 

Por eso he contactado con algunas millenials influyentes del mundo beauty, desde maquilladoras profesionales hasta influencers de belleza que han querido compartir su antes y después en el mundo del maquillaje con Superhonesta. 

A continuación, así es como nos maquillábamos las millennials en nuestra adolescencia.

 

Julia Viciano, professional makeup artist & hair stylist 

juliaviciano_maquilladora

Fotos de @juliavroman

 

«No me preocupaba ni la ojera, ni la ceja, ni la preparación de la piel. La línea de agua negra y máscara de pestañas era mi básico. A veces añadía sombras, también. Nunca me dieron miedo» dice Julia Viciano, maquilladora profesional por cuyas manos han pasado celebrities como Alba Reche, Sara Sálamo o Miren Ibarguren.

La foto de Julia a los 16 años nos recuerda a todas las millenials que no teníamos ni idea de hacernos selfies. Algo completamente normal, teniendo en cuenta que Kim Kardashian todavía no nos había enseñado a hacerlo. «Recuerdo mi lápiz de Helena Rubinstein, y esa paleta de sombras variadas con poquita pigmentación que parecía casi de juguete. Tuve una fase en que mi línea del agua pasó a ser verde, porque pensaba que eso resaltaría mis ojos, del mismo color.»

 

sombras antiguos cofre pinaud

Cofre de sombras «de juguete», de Pinaud

 

Después de mucho experimentar, Julia aprendió que lo mejor era dejar que sus cejas volvieran a crecer, y que al utilizar tonos rojizos, berenjena y bronce sus ojos verdes destacaban mucho más. Le encanta lucir su piel por encima de todo, usando productos más translúcidos que antes. Se declara fan de las sombras en crema como la Topaz Flash de Marc Jacobs, que se ha convertido en un básico para ella. 

Estefanía Blanco, farmacéutica y asesora de dermofarmacia 

estefania blanco millenials

Fotos de @eblanco

Quizá conozcas a Estefanía Blanco por su cuenta de Instagram @eblancol, desde donde divulga conocimientos sobre cuidado de la piel y belleza y acumula más de 60.000 seguidores que confían en sus reviews desde el punto de vista farmacéutico. 

«Labios rojos, raya negra arriba y abajo y punto de luz en el lagrimal. Eso no fallaba. Ahora no hago nada de eso». En el neceser de Estefanía era habitual encontrar productos de marcas como Bourjois y Maybelline. Bueno, en el suyo y en el de todas, porque en ese momento no había tanta variedad de marcas low cost y éstas dominaban claramente el mercado adolescente.

Ahora se decanta por los tonos neutros, una ceja más natural y dar prioridad al cuidado de la piel por encima de todo: por eso recomienda únicamente productos cosméticos de farmacia con eficacia comprobada.    

 

colorete bourjois vintage millenial

Blush de Bourjois

Natalia Belda, maquilladora profesional 

natalia belda maquilladora adolescente

Si hablamos de historias interesantes no podemos pasar por alto la de Natalia Belda, una de las maquilladoras más importantes de este país,  makeup artist de editoriales de moda en Vogue, Harper’s Bazaar o Elle y habitual de Blanca Suárez entre otras muchas celebrities.

Y que, como no podía ser de otro modo, ya apuntaba maneras con un estilo muy característico. «Iba con una raya azul eléctrico debajo del ojo y después un pigmento irisado moradito, daba un toque de luz al lagrimal y potenciaba la raya. ¿Las cejas? Finísimas, un desastre. Pero por suerte las he recuperado. Ese maquillaje era mi identidad y lo recuerdo con mucho cariño porque además llamaba la atención, en esa época no se veía nada así y gustaba mucho».

En la actualidad, Natalia opta por un maquillaje diario mucho más natural: base ligera, corrector, colorete y máscara de pestañas.

     

 

Macarena de @yourskinmakesme_cry

yourskinmakesmecry

Macarena (@yourskinmakesme_cry) es una influencer de maquillaje y cosmética con un  feed de Instagram de esos que equivalen a una sesión de mindfulness sólo con mirarlos: un oda a la estética más placentera en toda regla.

 «Solía ir con los labios maquillados de rojo, y los ojos con eyeliner», nos cuenta. Algo que sorprende teniendo en cuenta la predominancia de crudos, beige y blancos en su cuenta. Respecto a la marca de maquillaje que más definió su adolescencia, lo tiene muy claro: «MAC sobre todas las cosas. Me compraba todo». Destaca dos tonos de labiales que se convirtieron en algunos de los rojos más buscados de la historia: Ruby Woo y Russian Red. 

Hoy en día, su maquillaje ha tomado la vertiente más natural, cediendo más protagonismo a la piel y a la jugosidad. Utiliza marcas como Charlotte Tilbury, NARS o bareMinerals.

 

russian red de mac

Pintalabios en el tono Russian Red de MAC