7 bálsamos labiales que realmente funcionan

29 Mar, 2019

Muchas beauty fans compartimos un par de hábitos que pueden resultar obsesivos: uno es coleccionar múltiples bálsamos labiales como si mañana fuera a estallar otra guerra mundial. ¿El otro? Aplicar capa tras capa de este producto de manera compulsiva.

Si no lo hacemos, tenemos la sensación de que la zona va a resecarse y cuartearse. Y no estamos del todo equivocadas, ya que la piel del labio es extremadamente sensible al carecer de glándulas sebáceas y ser unas 5 veces más delgada que la del resto del rostro.

El problema es que las fórmulas de muchos bálsamos labiales cuentan con demasiada vaselina, un ingrediente que crea una película grasa sobre el labio pero no aporta ningún tipo de nutrición. Cuando desaparece con el paso de las horas, la sequedad vuelve a aparecer.

¿Solución? Lee la etiqueta. Utiliza productos con fórmulas ricas y nutritivas. El aceite de aguacate, la manteca de karité o la vitamina E pueden ser tus mejores aliados. A continuación, 8 bálsamos labiales que de verdad funcionan.

 

1. El bálsamo natural multi-usos de LUSH: Ultrabalm

 

Ultrabalm de LUSH es un bálsamo reparador multi-usos con una fórmula simple pero tremendamente efectiva: aceite de jojoba orgánico con cera de candelilla y rosa.

Repara y protege la piel incluso en las condiciones más extremas, algo que lo convierte en un perfecto fondo de neceser.

2. El bálsamo labial reparador Rêve de Miel de Nuxe

Rêve de Miel de Nuxe es un clásico francés de farmacia cuya compra he ido repitiendo a lo largo de los años.

Este tarrito contiene una densa mezcla de ingredientes súper hidratantes que tus labios agradecerán. Su fórmula incorpora miel de acacia, manteca de karité, vitamina E y varios aceites botánicos.

Prueba a utilizarlo antes de irte a dormir: es especialmente efectivo como tratamiento de noche.

 

3. El tratamiento para labios hidratante de Caudalie

El tratamiento para labios de Caudalie en formato stick es perfecto como pre-base de labios hidratante, especialmente si le sigue un pintalabios mate (un acartona-labios por naturaleza). Lleva manteca de karité, aceite de pepita de uva y nuez de macadamia.

 

4. El bálsamo labial eco favorito de América: Burt’s Bees

Descubrí el “cacao de labios” de Burt’s Bees durante un viaje, y no pude evitar comprarlo: en aquel momento todavía no se vendía en España. ¡Fue una buena decisión!

Gracias al alto contenido en cera de abejas tiene una textura un poco más dura de lo habitual, pero también un acabado menos graso y más ligero que otros bálsamos.

 

5. El protector labial y solar Butterstick de Kiehl’s

Este tratamiento labial de Kiehl’s lo tiene todo: hidratación, protección solar SPF 30 y un poquito de color, una ventaja si tan solo quieres aportar una pizca de color sobre tu cara lavada e hidratada.

Con una mezcla de varios aceites botánicos, manteca de karité y extracto de piel de limón, es súper agradable de aplicar.

6. La manteca de karité bio de l’Occitane: hidratación sin aditivos

Sí, la manteca de karité pura es altamente nutritiva y más que suficiente para cuidar tus labios en invierno. En l’Occitane puedes conseguirla en tarritos pequeños, ideales para llevarlos en el bolso como cualquier otro bálsamo labial.

Lleva también un poco de vitamina E, algo que potencia su poder antioxidante (y conserva mejor la manteca).

7. El bálsamo reparador labial con grosella negra de Apivita

El bálsamo labial de Apivita es muy cómodo de llevar, con un ligero brillo y un toque de color burdeos muy sutil. Contiene una buena mezcla de aceites y mantecas de origen natural y tiene un aroma floral muy agradable.

Pin It on Pinterest