Últimamente se ha puesto de moda llevar las pestañas como abanicos, a lo Kylie Jenner. Y tú no has sido bendecida precisamente con las pestañas más largas y tupidas del mundo, a diferencia de tus amigas, que sí podrían abanicarte con las suyas. Ya sea porque eres...